Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud

Cambios y cuidados de la piel durante el embarazo

Hormonas, distención del vientre y aumento de circulación sanguínea son algunos de los factores que altera la piel de la mujer durante la etapa de gestación

El embarazo es un momento en la vida de la mujer que significa una infinidad de cambios, tanto físicos como sicológicos, alterando así su estado anímico, pero también diferentes elementos y partes de su cuerpo.

Durante las 40 semanas de gestación, las mujeres experimentarán alguna variación en su piel relativa a, por ejemplo, su coloración, hidratación y grasitud. Cómo cuidar de ella y prevenir molestias posteriores, son algunas de las recomendaciones que nos entrega el Dr. Enrique Mullins, Coordinador del Servicio de Dermatología de Clínica Tabancura.

Las estrías, entendidas como marcas claras que aparecen en la piel como consecuencia de desgarros debajo de la dermis, es uno de los cambios más comunes que experimenta  el 90% de las mujeres durante su embarazo.

“Para tratarlas y evitar su aparición, se recomienda mantener durante toda la gestación actividad física y aplicar en todo el cuerpo y diariamente lociones con vitamina E, ???? hidroxi ácidos. Pasado el embarazo estas marcas disminuyen, cambiando de color y quedan poco visibles como estrías blanquecinas-plateadas”, explica el Dr. Mullins.

Las manchas durante el embarazo, principalmente ubicadas en la cara y mejillas denominadas melasmas o cloasmas, son parte de lo que también pueden experimentar el 50% de las mujeres durante su embarazo.

Este fenómeno se origina relacionado al aumento hormonal experimentado por la madre, por lo que el especialista de Clínica Tabancura indica como necesario el uso de un buen filtro solar, SPF 30/50 dependiendo del tipo de piel (pigmentación), gorros, sombrero y protección física (techos, sombrillas, quitasoles) cuando se pueda.

Las hormonas durante el embarazo pueden producir también un aumento de la producción sebácea, principalmente en la cara y tronco e incluso, en aquellas mujeres que posean acné previo al embarazo, manifestar un aumento sustantivo. “Para ello, lo adecuado es usar sustitutos de jabones libres de aceite dos veces en las zonas afectadas, no usar medicamentos anti-acné y consultar al dermatólogo si el caso lo amerita”, especifica el especialista de Clínica Tabancura.

Las várices o venas dilatadas, en tanto, pueden manifestarse durante este periodo, pues es la forma que tiene el cuerpo para compensar el aumento de circulación necesaria para el bebé. “Pueden ser molestas u ocasionalmente dolorosas y se presentan con más facilidad en las personas que tienen historia familiar de varices”, explica el Dr. Enrique Mullins.

Para prevenir la aparición de ellas, el dermatólogo de Clínica Tabancura recomienda evitar estar parada por largos períodos, caminar para ayudar al retorno venoso, levantar los pies cuando se esté sentada o evitar mantenerse sentada por periodos largos. Adicionalmente, es posible usar medias elásticas, consumir vitamina C bajo indicación médica y evitar el aumento de peso, sobre lo deseado, favoreciendo así la circulación.

Cambios transitorios

Durante las semanas de gestación, el cuerpo de la madre también experimenta cambios en su piel de carácter transitorio. Uno de ellos y característico de esta etapa es la denominada línea negra que se extiende entre el xifoide y la zona pubiana, recorriendo todo el vientre. “Esta línea siempre ha estado allí, pero no se nota, pues es de un color claro”, explica el Dr. Mullis.

La aparición de la línea negra se experimenta durante el cuarto y quinto mes de embarazo debido a los cambios hormonales que el cuerpo vive durante la gestación y según el especialista de Clínica Tabancura no existe forma de prevenir su aparición, sólo después del parto esta línea vuelve a su color original.

Otros fenómenos que se pueden manifestar durante el embarazo son la aparición de acrocordones, pequeñas proyecciones cutáneas, en zonas submamarias, axilas y base del cuello, las que desaparecen algunos días después el parto. “Sólo si persisten, se recomienda consultar a un especialista y evaluar su extracción”, clarifica el dermatólogo.

“Las hiperpigmentaciones u oscurecimiento de aréolas, axilas y genitales, son muy comunes también e incluso algunos lunares y pecas se oscurecen con mayor fuerza durante este periodo. Para ello es importante observar y controlar los cambios, especialmente de lunares y en caso de dudas consultar con su médico dermatólogo”, finaliza el Coordinador de Dermatología.

Botón toma de hora

 

Share Button
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud