Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud

Comer mucho carnes rojas aumenta el riesgo de cáncer de mama

La relación entre las dietas ricas en carnes rojas y el cáncer de mama ha captado la atención de muchos investigadores.

Según estudios realizado por un equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, las mujeres que consumen un exceso de carnes rojas tanto frescas como procesadas durante su juventud podrían aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de mama antes y después de la menopausia.

Sin embargo, aquellas que consumen con frecuencia ciertos alimentos podrían tener un menor riesgo:

  • Porotos
  • Frijoles
  • Guisantes
  • Lentejas
  • Nueces
  • Aves
  • Pescado

El estudio se enfocó en la exposición a factores de riesgo en el período entre la menarquia (primera menstruación) y el primer embarazo donde el consumo puede ser determinante en el desarrollo del cáncer de mama.

Igualmente, se evaluaron el consumo de proteínas de origen vegetal como:

  • Frutos secos de cáscara (nueces, almendras, maní)
  • Legumbres (frijoles o judías, lentejas y guisantes)
  • Productos derivados de la soya como el tofu

 

El estudio confirmó los hallazgos preliminares después de un seguimiento de 20 años, que les permitió a los autores analizar una mayor cantidad de información y otros tipos de cáncer de mama.

 Datos relevantes

  • Las carnes rojas procesadas como salchichas y las hamburguesas que se cocinan a altas temperaturas producen sustancias cancerígenas tales como: aminas heterocíclicas y hidrocarburos aromáticos policíclicos.
  • Algunos compuestos específicos presentes en las carnes procesadas como los nitratos y nitritos que se usan en los procesos de preservación también son considerados como cancerígenos.
  • Las grasa saturadas presentes en las carnes rojas, el hierro y los residuos de hormonas que se utilizan para la estimulación del crecimiento del ganado son algunos de los factores conocidos que también pueden explicar la asociación entre el alto consumo de carnes rojas y el cáncer de mama.
  • Las carnes procesadas tienen un mayor contenido de grasas saturadas, en comparación con las carnes rojas frescas, las cuales usualmente se consumen después de retirarles la grasa visible.

 

Aunque se puede lograr la reducción del riesgo del cáncer de mama mediante medidas de prevención, es importante recordar la importancia de la detección precoz mediante la mamografía, visita a un profesional, toma una hora llamando al 23959500.

 

 

Share Button
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud