image Reserva tu hora en línea image Mesa Central: 2 2395 4000

Conoce más sobre la Hepatitis

Hepatitis

Preliminarmente debe entenderse que el hígado (la gran fábrica y filtro del cuerpo) se debe renovar constantemente, por lo que posee cierta capacidad de regeneración, que se aprovecha para reestablecer su estructura y función en forma completa cuando esta se ha distorsionado, por ejemplo, por el daño ocasionado por una hepatitis de tipo A (muy frecuente en niños) y de la que, en experiencia de todos, todos nos recuperamos. Hay ocasiones en que el hígado se ve absolutamente superado por el golpe de una afección, como una intoxicación por hongos venenosos, un fármaco o la misma hepatitis A (en casos excepcionales, y presentándose como la falla fulminante del hígado) destruyéndose sin posibilidades de recuperación. Otras formas de ataques al hígado, por las llamadas hepatitis crónicas, pueden llevar, en el tiempo a una “forma equivocada de recuperación”, como es la cirrosis hepática, en la cual el tejido del hígado se ve lleno de células inflamatorias y de fibras que encierran nódulos de tejido que aún funciona, con una serie de complicaciones, que pueden dar síntomas o permanecer completamente silenciosas hasta que son descubiertas por casualidad en un examen realizado con otro propósito.

Por tanto, hay hepatitis agudas (“vienen y se van), hepatitis crónicas (golpean de a poco el hígado), hepatitis sin síntomas, hepatitis con pocos síntomas (pasan por gripes), las hepatitis” de siempre” (la gente padece de decaimiento, fiebre, tienen amarillo el blanco del ojo y la piel, y tienen orinas oscuras), hepatitis graves y hepatitis fulminantes.

 

1.- ¿Cuáles son los tipos de hepatitis y sus formas de contagio?

Las formas más habituales de hepatitis infecciosas son las A, B, C, E (cada letra indica el tipo de virus que la ocasiona). Estas formas pueden transmitirse junto al virus del SIDA. Las formas de contagio son la trasmisión por deposiciones infectadas a través de  aguas, alimentos y prácticas sexuales como la hepatitis A; por intercambio de fluidos corporales (artículos corto-punzantes compartidos, prácticas sexuales, intercambio madre infectada-hijo) como la hepatitis B, y por sangre o materiales contaminados, como es el caso de la hepatitis C.

2.- ¿Cuál es la más grave?

La mayor parte de las hepatitis no tendrán síntomas o bien tendrán síntomas muy leves. Pero todas las hepatitis pueden tener una presentación fulminante y letal, por lo tanto, se debe solicitar siempre consejo médico frente a su sospecha. La gravedad se establecerá caso por caso.

3.- ¿A qué edad se detectan más casos?

La hepatitis A se presentaba en la mayor parte de los casos en niños, pero en años recientes se ha visto afectando a adolescentes y adultos jóvenes. La hepatitis B puede presentarse en todos aquellos no vacunados que desarrollen actividad sexual. En Chile el grupo de los 20 a 39 años concentra el 58% de los casos, de los cuales el 88% lo conforman hombres. Las mujeres presentan su mayor riesgo entre los 40 y 44 años. En caso de la hepatitis C su mayor número de casos notificados es en población de más de 50 años.

4.- ¿Buenas condiciones de higiene hacen que no sea necesario vacunarse contra la hepatitis?

Buenas condiciones de higiene, hábitos personales adecuados y conductas sexuales seguras, ayudan, pero no superan el valor de la vacunación en la prevención de hepatitis agudas.

5.- ¿La vacuna me protege contra los tres tipos de hepatitis?

No: cada tipo de hepatitis tiene un esquema de vacuna específica. Una vacuna para hepatitis A, otra para B. No existen vacunas contra le hepatitis C.

6.- ¿Me da hepatitis solo comiendo alimentos en mal estado?

Existen diversas formas de contagio de hepatitis, y no solo por el consumo de alimentos en mal estado. En el caso de la hepatitis A cualquier vía que lleve heces contaminadas a la boca de otro humano puede ser de riesgo, y este pueden ser aguas contaminados, alimentos contaminados y ciertas conductas sexuales. En el caso de la hepatitis B, no se trasmite por contaminación por heces, sino que por vía sexual. En el caso de la hepatitis C, se trasmite por derivados sanguíneos contaminados

7.- ¿El síntoma para saber si tengo hepatitis es tener la piel y los ojos amarillos?

En los casos en que hay síntomas, el tener los ojos y la piel amarilla, pueden formar parte de un cuadro de decaimiento, fiebre, náuseas, dolores musculares y abdominales, que hace sospechar una hepatitis aguda.

8.- ¿Hay hepatitis buenas  o malas?

En general las hepatitis agudas tendrán un curso favorable, pero algunas pueden tener un curso letal fulminante y otras una evolución crónica. Así que hasta que el médico lo determine, se deben considerar a todas como una afección grave.

9.- ¿Sólo la hepatitis C es mortal?

La hepatitis C tiene una evolución crónica con daño del hígado en el largo plazo. Si se pesquisa a tiempo, puede ser curada con los nuevos fármacos de los que se dispone actualmente.

10.- ¿La hepatitis C es los mismo que el VIH?

No.  El virus de la hepatitis C y el virus de la inmunodeficiencia humana son virus diferentes. Hay personas infectadas por ambos virus, que deben recibir tratamientos especiales.

11.- ¿La hepatitis C sólo se transmite por vía sexual?

No. La gran mayoría de los casos se contagia por transfusiones de productos sanguíneos contaminados. Afortunadamente, desde 1996 se realiza un tamizaje obligatorio a todos ellos en los bancos de sangre de Chile, por lo que se avanzado mucho en este problema.

CIFRA SOBRE HEPATITIS

  • Hay 200 millones de personas infectadas del virus de la Hepatits C

Dr Armando Godoy

Gastroenterólogo

 

Información sobre las vacunas contra la Hepatitis en el siguiente número 22395 4382

Botón toma de hora

Share Button