Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud

Consumir legumbres como: frijoles y lentejas ayudan a reducir el “colesterol malo”

Consumir una porción al día de frijoles, garbanzos, arvejas o lentejas contribuye a reducir significativamente el denominado comúnmente “colesterol malo”, y a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

Las legumbres se consideran alimentos muy completos ya que contienen:

  • Proteínas
  • Carbohidratos mayoritariamente complejos
  • Fibra dietaria
  • Minerales
  • Vitaminas.

Las proteínas de las leguminosas, a diferencia de las proteínas de origen animal, no tienen todos los aminoácidos esenciales, pero cuando se consumen con granos enteros como el trigo, el arroz integral y la quínoa se complementan.

Por ejemplo, la combinación de lentejas + trigo partido (bulgur) proporciona todos los aminoácidos esenciales, y tiene la ventaja de no aportar grasas saturadas.

También un aporte de Fibra dietética soluble:

Las legumbres son fuente importante de fibra dietética soluble, la cual contribuye a reducir el colesterol y los niveles de glucosa en sangre.

La fibra soluble está formada por componentes como la inulina y la pectina que retienen agua y se transforman en un gel una vez en el estómago y el intestino, lo cual:

  • retarda el vaciado gástrico
  • aumenta la sensación de saciedad
  • Y disminuye la velocidad de absorción de las grasas y azúcares de los alimentos.

Por lo tanto, la fibra soluble de las leguminosas ayuda:

  1. A regular los niveles de colesterol y glucosa en sangre
  2. Reduce la cantidad total de alimentos consumidos
  3. Y contribuye a controlar el peso corporal.

Las legumbres, además presentan unos compuestos llamados saponinas que interfieren con la absorción del colesterol, lo cual contribuye, igualmente, con la reducción de sus niveles en sangre.

 

Share Button
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud