image Reserva tu hora en línea image Mesa Central: 2 2395 4000

Enséñales a tus hijos el verdadero sentido de la navidad

En esta celebración se debe hacer un examen de conciencia, de valorar lo que se tiene, acordándonos de los que no pasan la misma suerte
La navidad es una fecha en donde el consumismo está a flor de piel y donde los padres tienden a olvidar que, más allá de los regalos, se les debe enseñar a los niños que es una época llena de paz, solidaridad y amor.

Durante estos días los padres muchas veces se ven aproblemados porque no pueden cumplir con todas las peticiones de sus hijos, que escapan al presupuesto familiar. Por esto, es muy importante que los pequeños comprendan el verdadero sentido de la navidad.

Para Siomara Chahuán, psicóloga de Clínica Tabancura, uno de los principales errores que cometen los padres en navidad es que la falta de tiempo no les permite disfrutar uno de los momentos más especiales para ellos. Se debe evitar el agobio, los gastos, el agotamiento, los compromisos, cambiándolos por la ilusión y diversión.

“Otro error es pensar que dedicando mucho tiempo a comprar regalos, se le está dedicando tiempo al niño. Es muy distinto llenarlo de juguetes creyendo que así percibirá todo el amor de sus padres, que encontrar aquel regalo especial que mantiene su ilusión. Esto sólo fomentará el apego del niño por las cosas materiales y desvirtuará la percepción del verdadero valor de las cosas”, señala la especialista.

Suele suceder que en esta fecha, los niños se pongan muy ansiosos, por lo que es importante que aprendan a lidiar con esto  a través de la capacidad para calmarse y resolver problemas. Los padres deben respirar con ellos, ya que la respiración lenta y profunda facilita la reducción de la ansiedad.

Los padres deben ser conscientes de sus propias sensaciones y emociones, la idea es cambiar antes como padres, para lograr cambios en los hijos. La mayoría de los padres tienen una respuesta de ansiedad completamente inconsciente ante la respuesta de ansiedad de sus hijos. “Se debe comenzar por estar presente; cuando se tiene ansiedad, generalmente, se está anticipando el futuro o reviviendo momentos del pasado, por lo que cuando el padre mejore la propia capacidad de reducir el ritmo, estar más en el presente, y sintonizar con la ansiedad del hijo, será más fácil ayudarlo a hacer lo mismo”, afirma Siomara.

REGALOS

Lo primero que recomienda Siomara, es enseñar a los niños la historia de la navidad, explicándoles que lo que realmente se celebra ese día es el nacimiento de Jesús y lo que simboliza el pesebre. La magia y la ilusión deben estar presentes, pidiéndoles a los niños que colaboren con la decoración y planificación de la celebración.

“Se debe explicar al niño que no siempre el viejito pascuero podrá traerle todos los regalos que pidió, porque debe regalarle a todos los niños en el mundo. Se debe pedir al niño que escoja uno o dos regalos que más le gusten”, señala la especialista.

Deben evitar condicionar el regalo al comportamiento o promedio escolar del niño, ya que si no se les puede comprar lo que quieren, les causará desilusión, confusión y frustración.

Por otro lado, la psicóloga cree que los padres deben hacer un ejercicio de contención porque los niños también encuentran la ilusión y la diversión en otras cosas; como planes en familia, jugar a disfrazarse, cocinar recetas de navidad, en una caja de cartón, etc., En resumen, actividades más educativas y menos consumistas, con las que los niños aprenden valores que los llevarán a ser mejor persona.

ACTIVIDADES PARA REALIZAR EN NAVIDAD

  • Leer cuentos e historias de Navidad
  • Representar y dramatizar un cuento navideño
  • Construir adornos navideños con los niños
  • Escribir y decorar la carta al viejito pascuero
  • Cantar canciones de navidad como los villancicos
  • Cocinar con los niños
  • Hacer tarjetas navideñas para familiares con distintos colores y materiales
  • Conocer las distintas costumbres navideñas en el mundo
  • Hacer el árbol de pascua

Es muy importante enseñar a los hijos el valor de las cosas; ayudarlos a que estén pendientes de los otros y de sus necesidades, más que de sí mismos,  así evitará que se focalicen en sus caprichos. Se darán cuenta de que hay cosas que hay que hacer aunque no haya un premio detrás; esto los ayudará a descubrir que toda persona necesita de los demás, y los demás necesitan de ella.

Share Button