image Reserva tu hora en línea image Mesa Central: 2 2395 4000

La importancia del sueño

Es una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento

El sueño es una actividad necesaria para la supervivencia de nuestro organismo. Las causas exactas de por qué necesitamos dormir todavía se desconocen, pero parecer ser que principalmente cumple la función de dejar “descansar” nuestro cerebro y cuerpo de la actividad diaria, además de tener una función importante en el aprendizaje y memoria.

Además de ser un gran placer, dormir bien tiene efectos muy positivos para nuestro organismo, tales como incrementar la creatividad, ayuda a perder peso, hace estar más sano, mejora la memoria, protege el corazón y reduce la depresión.

La cantidad de horas de sueño son muy importantes para el desarrollo diario de cada persona y para el Dr. Cristián Neira, neurólogo de Clínica Tabancura, la cantidad de sueño es la necesaria para tener una buena vigilia al día siguiente. “Un adulto debería dormir entre siete  y nueve horas. Se sabe que, con el transcurso de la edad, se acortan las horas de sueño requeridas, llegando, algunos pacientes octa-nonagenarios a requerir dos o tres horas de sueño en total”, afirma el especialista.

ALIMENTACIÓN, UNA AYUDA

Los alimentos guardan tantas propiedades como necesidades se plantean al ser humano, sólo hace falta combinar los ingredientes naturales precisos para ayudar al organismo a promover el sueño.

“Dentro de los alimentos que ayudan a tener sueño y dormir mejor están cereales integrales, los lácteos, alimentos con fuente de omega 3, oleaginosas como nueces y almendras, el plátano y la piña”, asegura el especialista de Clínica Tabancura.

PROBLEMAS PARA DORMIR

Los problemas de sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de más del 45% de la población mundial.

Según el Dr. Neira, los trastornos del sueño no son una patología grave en sí misma, pero tienen serias implicaciones en la vida diaria: agotamiento físico, bajo rendimiento, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales

“Los trastornos que suelen aparecer son el insomnio, hipersomnia, narcolepsia, ronquido y apneas del sueños, parasomnias, entre otros. Su origen es muy variado, pero en ocasiones aparecen como efecto de otras enfermedades y otras, constituyen factores de riesgo que favorecen la aparición de otras patologías”, señala el neurólogo.

Respecto a la importancia de la postura para dormir, no hay una postura correcta, especialmente en adultos, ya que en los recién nacidos está probado que deben dormir boca arriba.

Por último, el Dr. Neira aconseja para dormir bien lo siguiente:

  • Mantener horarios estables para acostarse y levantarse
  • Aprender a reconocer los signos del sueño (bostezos, parpados pesados, etc.) y no dejarlos pasar
  • Si se despierta en la noche, levantarse si pasan 20 minutos o más sin poder dormirse, vuelva a acostarse cuando sienta los signos del sueño
  • Evitar estimulantes en las últimas 4 horas previas a dormir (café, bebidas cola, nicotina, té, chocolate, vitamina C)
  • Eliminar siestas o que no sean prolongadas.
  • Evitar automedicación para dormir
Share Button