Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud

La música puede ganarle al Alzheimer

Estudios confirman que el área cerebral que aloja los recuerdos musicales se ve menos dañada por la enfermedad.

No se sabe muy bien por qué, la música es una de las pocas armas que tienen los terapeutas para hacer frente al avance del alzhéimer.

A pesar de la devastación que provoca esta enfermedad en el cerebro y, en particular, en la memoria, una gran parte de los enfermos conserva sus recuerdos musicales aún en las fases más tardías.

 

¿Cómo es posible este este fenómeno?

La música la guardamos en áreas cerebrales diferentes de las del resto de los recuerdos.

El lóbulo temporal, la parte del cerebro que va desde la sien hasta la zona posterior del oído es, entre otras cosas, la discoteca de los humanos. Ahí se gestiona nuestra memoria auditiva, canciones incluidas. Estudios con lesionados cerebrales apoyan la idea de que guardamos la música en una red centrada en esa zona. Sin embargo, el lóbulo temporal también es el que sufre antes los estragos del alzhéimer. ¿Cómo se explica entonces que muchos enfermos no sepan ni su nombre ni cómo volver a casa pero reconozcan aquella canción que les emocionó décadas atrás? ¿Cómo algunos pacientes son incapaces de articular palabra y, sin embargo, llegan a tararear temas que triunfaron cuando ellos todavía podían recordar?

 

Y es que personas que están relacionadas con las personas que padecen de esta enfermedad, que estos no saben ni su nombre pero reconocen las canciones que les emocionaron.

La hipótesis se basa en que:

  • La experiencia de oír música es, para el cerebro, diferente de la de recordarla y en ambos procesos intervienen redes cerebrales diferentes.
  • Y la música se aloja en zonas del cerebro diferentes de las áreas donde se guardan los otros recuerdos.

 

En el estudio, las zonas que mostraron mayor activación al rememorar las canciones fueron el giro cingulado anterior, situado en la zona media del cerebro, y el área motora presuplementaria, ubicada en el lóbulo frontal.

Y aunque lo ideal habría sido poder estudiar la ubicación de los recuerdos musicales directamente en los enfermos de Alzhéimer y no en la población sana. Pero está el problema de que muchos de los afectados podrían recordar la canción pero no verbalizar ese recuerdo. Por eso, se realizó un segundo experimento para ver si las zonas donde se guarda la música se ven igual o menos afectadas por la enfermedad del olvido.

Demostrando que: los recuerdos que más perduran son los ligados a una vivencia emocional intensa, y la música está muy unida a las emociones.

 

Si deseas obtener el consejo y la guía directa de un profesional, no dudes en llamar al 23959500 y solicitar una hora.

 

 

Share Button
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud