Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud

¿Verano y manchas en la piel? reconócelas y trátalas a tiempo

Las lesiones pigmentarias o bien llamadas manchas, son zonas de la piel donde las células pigmentarias (melanocitos) fabrican una cantidad elevada de pigmento: la melanina.

Existen muchos tipos de manchas, aquí explicaremos las más comunes y reconocidas, sin embargo para una colocar una mancha dentro de una categoría y evitar equivocaciones lo mejor es consultar directamente con un especialista.

Entre las clases de lesiones pigmentarias tenemos:

Lesiones melanocitarias superficiales:

  • Lentigos solares o seniles: Estos son planos, de color marrón, que se localizan en zonas de exposición solar. Pueden presentarse aislados o confluentes.
  • Pecas o Nevos; Estos pueden estar presentes desde el nacimiento –denominados congénitos- o aparecer en cualquier momento de la vida –llamados adquiridos-. El aspecto de los nevos y pecas puede sufrir modificaciones a lo largo de la vida, pero hoy día se sabe que la exposición solar puede ser responsable de tales cambios.
  • Lentigos congénitos: son manchas heredadas, estas pueden ser superficiales o epidérmicos y profundas o dérmicos.
  • Melasma: es una alteración del color, caracterizada por la presencia de manchas oscuras cuyo color varía entre el marrón claro, marrón oscuro y gris. Muchas mujeres durante el embarazo les aparecen estas manchas.

 

Lesiones melanocitarias profundas o intermedias:

  • La Mancha Mongólica: Es una lesión pigmentada de color azulada, que comúnmente aparece en mujeres de raza oriental en un lado de la cara.
  • Nevus de Becker o Nevus Spilus: Es una lesión profunda congénita caracterizada por una mancha café con lecha solitaria, plana, sin pelo, punteada por pequeñas máculas de color más oscuro.

Cada tipo de lesión pigmentaria responde a un tipo de láser, aunque en el tratamiento de lesiones pigmentarias compuestas: epidérmicas o superficiales o profundas o dérmicas, a veces es necesario aplicar láseres de diferentes longitudes de onda. Esto lo debe determinar el profesional que asigna el tratamiento.

El tratamiento láser aporta resultados muy satisfactorios en el tratamiento de manchas superficiales, como los léntigos solares o seniles, manchas café con leche y Nevus de Becker. Esta clase de lesiones pueden responder bien en el primer tratamiento o tras varias sesiones.

Siempre se aconseja tomar medidas de protección solar y aplicar regularmente despigmentantes tras el tratamiento. Además la aplicación del láser se realiza sin anestesia, y esto es un beneficio para el paciente.

Share Button
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud