image Reserva tu hora en línea image Unidad de Rescate (solo en Región Metropolitana): 2 2728 5000 image Mesa Central: 2 2395 4000

Mes del Cáncer de Mama

Cáncer de mamas: la importancia del diagnóstico oportuno

La detección precoz y la prevención son elementos claves para el manejo de esta patología.

Según datos del Instituto Nacional del Cáncer, en nuestro país mueren 4 mujeres al día por cáncer de mama. Esta realidad podría ser distinta si la detección ocurriera en etapas precoces de la enfermedad, en donde se pueden ofrecer tratamientos curativos.

El cáncer de mama es el crecimiento descontrolado de las células mamarias hasta formar un tumor maligno que se origina en las células de los lobulillos (glándulas productoras de la leche) o en los conductos que la transportan hacia el pezón.

Según la Dra. Paula Escobar, especialista en Patología Mamaria de Clínica Tabancura, “con el tiempo y  permanente  crecimiento, y si no se detectan a tiempo, las células cancerígenas pueden invadir el tejido mamario sano circundante, llegar a los ganglios linfáticos de las axilas y posteriormente a otras zonas del cuerpo”, afirma la doctora.

DETECCIÓN

“La detección precoz se realiza principalmente con mamografía, ya que detecta tumores antes de que estos sean palpables, por lo que se recomienda anualmente a partir de los 40 años”, señala la especialista. Recalca que, si bien es un examen que produce algunas molestias durante su realización, es el mejor método para pesquisar el cáncer de mama en etapas precoces, permitiendo curabilidad sobre el 96%. “Con los equipos más modernos, estas molestias han disminuido considerablemente”, agrega.

Por otra parte, la Dra. Escobar desmitifica que la mamografía sólo sirva para mamas grandes y aclara que no produce daños ni en los tejidos, ni en la caída de las mamas. “Tampoco afecta en términos de radiación, ya que la dosis entregada por los equipos modernos es muy pequeña. En las embarazadas, al igual que con cualquier otro examen radiológico, la recomendación es realizar estos exámenes preventivos después del parto”, indica.

En forma complementaria a la mamografía, se utilizan la ecografía y la resonancia mamaria, pero no la sustituyen. El autoexamen mamario no es buen método de pesquisa oportuna, ya que detecta tumores palpables, y por lo tanto, en etapas algo más avanzadas de la enfermedad, en donde el tratamiento tiene menos posibilidades de curación.

PREVENCIÓN

Para la Dra. Escobar, algunas de las principales medidas de prevención son  cultivar una vida sana manteniendo una dieta balanceada para un peso saludable, no fumar, limitar el consumo de alcohol y ejercitarse en forma regular.

“En las mujeres que tienen familiares directos con cáncer de mama o que se considere que tienen factores de riesgo específicos, como son las mutaciones BRCA, se recomienda comenzar la pesquisa antes de los 40 años”, afirma la especialista en Patología Mamaria.

A pesar de las campañas educativas aún hay mujeres que no se realizan sus controles rutinarios. Según datos de últimas encuestas Casen, el 68% de las mujeres no se ha realizado una mamografía durante el último año; el 24 % declara que no las necesita y el 45 % dice que no tiene tiempo, se le olvida, no le gusta o indica que no sabía que debía realizársela.

Todas las mujeres son susceptibles de desarrollar un cáncer de mama, y  sólo el 10%  de las que lo desarrollan,  tienen factores de riesgo identificables. Es por esto que es tan relevante tomar conciencia y adquirir hábitos de vida saludable, y consultar anualmente para una mamografía, para que en la eventualidad de desarrollar un cáncer de mama, este sea diagnosticado en forma temprana. “Mientras antes sea diagnosticado, mayor es la probabilidad de curación”, sentencia la profesional.

Share Button