Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud

¿Tienes metas saludables para este nuevo año?

Cada vez que comienza un año nuevo nos prometemos cumplir metas de aquello que nos ha perseguido durante tanto tiempo. Seguramente tienes al menos una o varias metas saludables como estas:

  • Hacer ejercicio
  • Comer saludablemente
  • Dejar de fumar
  • Cambiar de estilo de vida.

Para ayudarte te damos algunos consejos sencillos para que puedas hacer el camino con más razones de fuerza y poder así llegar a la meta que te hayas propuesto.

Mucha gente se fija metas inalcanzables, lo cual es un decreto al fracaso.

Por ejemplo, no tiene sentido colocar como meta levantarnos a las 5:00 am y correr 8 km, cuando no nos gusta madrugar y no hemos corrido ni 1 km en nuestras vidas. Esto nos desmoraliza totalmente.

Debemos apostar en observar y potenciar nuestras fortalezas eligiendo metas realistas y de esa manera aumentamos nuestra confianza y motivación.

Algunas buenas resoluciones o metas, son aquellas donde involucras a tus hijos o familia: por ejemplo:

  • Ser un buen modelo a seguir
  • Hacer que la familia coma saludablemente
  • Realizar actividad física regular.

Estudios indican que los padres tienen el mayor potencial para influir en las conductas de sus hijos incluyendo sus hábitos alimentarios y de actividad física.

Incluso, aunque no seas un modelo perfecto de hábitos saludables, el que tus hijos te vean haciendo un esfuerzo real por mejorarlos, los ayudará a ellos a darse cuenta que vivir saludablemente es importante.

Cuando una persona tiene una buena aptitud aeróbica en la adolescencia, esto se relaciona con una menor probabilidad de tener un ataque al corazón en la edad adulta, aún en hombres que llegan a tener sobrepeso más adelante.

Viendo estos hallazgos ¿no es esta una buena razón para hacer actividad física con nuestros hijos?

Comienza con metas alcanzables:

Caminar: 20 minutos diarios a velocidad moderada, se puede reducir en un 8% el riesgo de enfermedad cardiovascular en personas con alto riesgo de diabetes tipo 2 (con intolerancia a la glucosa).

Comer más despacio: esto puede reducir significativamente lo que una persona come en cada comida.

Las personas consumen menos alimentos cuando comen más despacio, ya que se presenta la sensación de saciedad al comer lentamente.

Toma más agua y menos jugos o bebidas: el consumo de agua hace que nuestro cuerpo logre desechar más tóxinas y esto nos ayuda a evacuar y mantener hidratados.

Limita el consumo de alcohol y cigarrillo: estudios confirman que las personas que cuidan su nutrición y actividad física, así como reducen o eliminan el uso de tabaco, tienen menos probabilidad de desarrollar cáncer o de morir de cáncer o de otras enfermedades.

Se habla de: Menos de 17% de riesgo de muerte por cáncer, y menos de 27% de riesgo de muerte por otras causas.

Este artículo es sólo informativo, si requiere una opinión profesional y personalizada solicite una hora llamando a los teléfonos:  2395 9500 de Clínica Tabancura y al 2299 0299 Arauco Salud.

Share Button
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud
Clínicas, Centros Médicos y Dentales | Redsalud